27 años del Live Aid Africa


Ayer fue el Día Mundial del Rock, pero ¿Alguien sabía por que el 13 de Julio es considerado el Día Mundial del Rock? Pues la historia es mas o menos así: resulta que todo comenzó cuando Bob Geldof (el mismo que actúa como “Pink” en The Wall) vió un documental en la BBC sobre la hambruna africana y decidió hacer un concierto benéfico para apoyar a las víctimas de tan atroz deshumanización; es bien sabido que Geldof es un gran amante del Rock así que no dudó en ponerse en contacto con la mayoría de los músicos legendarios del momento (aunque también hubo uno que otro pop como Madonna y Elton John), y es así como en 1985 nació Live Aid: el primer concierto masivo para apoyar a una gran causa que recaudó 100 millones de dólares.

Este contó con dos escenarios simultáneos: el primero en el Estadio de Wembley en Inglaterra y el otro en el Estadio J.F.Kennedy en Philadelfia; el concierto en los dos estadios estaba abarrotado hasta el culo el tope y fue transmitido en vivo a mas de 20 países alrededor del mundo; en el Wembley abrieron unos aclamados Status Quo, con su Rock N Roll suave y directo, siguieron bandas y artistas como Elvis Costello, The Boomtown Rats (la banda de Bob Geldof), Sting, Phil Collins o Dire Straits (que interpretaron “Money For Nothing” junto con Sting), después de 5 horas de concierto llegarían uno de los grupos mas esperados: U2, Bono y compañía no podían faltar en un concierto de este tipo, cuando tocan el segundo tema: “Bad” lo alargan mas de 10 minutos con algunas referencias a otras canciones que no son de la banda y con un pequeño baile de Bono con una joven del público.

Ahora que la banda cuya carrera estaba en boga en esos momentos era Queen y se dice que Freddie Mercury pidió que se prendiesen mas bocinas y así hacer que su concierto fuera el mas ruidoso, parece que lo logró, no cualquiera logra animar a la audiencia de esa manera, ese día tocaron 6 de sus mayores éxitos de una manera un poco resumida.

Un poco rockero David Bowie se presento quince minutos después para interpretar puros temas de su epoca Post-Zigg Stardust, luego entraron The Who en el escenario, ya sin el fallecido Keith Moon, con un Roger Daltrey y un Pete Townshend que brincaban como niños, la noche en Wembley la finalizó la sorpresa del día: Paul McCartney cantando únicamente “Let It Be”, himno que reúne mas tarde a todos los participantes para cantar “Do They Know Its Christmas?”, escrita por Bob Geldof.

Recordemos que simultáneamente se estaba realizando el concierto en el otro lado el continente en Philadelfia, el cual comenzó con una hippie Joan Baez que cantó sola menos de 10 minutos, una de las grandes sorpresas vendría con un Black Sabbath que contenía a los cuatro miembros originales en sus filas y un Ozzy Osbourne muy gordo por cierto.

Mas tarde tuvimos otros amos del Metal: Judas Priest, aunque la verdad es que dicha presentación dejo bastante que desear ya que tuvo muchas fallas de sonido y las guitarras no se apreciaban muy bien, luego a los Beach Boys que parecían muy alegres de ser participes de un concierto de esa magnitud, otros como Simple Minds, The Pretenders, The Cars y Tom Petty and The Heartbreakers causaron bastante expectación, Neil Yougn salió con una guitarra acústica a tocar 5 temas muy íntimos, luego le tocó el turno a Eric Clapton que nos deleitó con temas de sus bandas anteriores a su época solista donde lo acompaña un Phil Collins a la batería que había viajado desde Wembley para ofrecer un segundo set.

Pero la gran sorpresa del día en Filadelfia fue la reunión de Led Zeppelin, que se concreto con la participación de John Paul Jones y Jimmy Page adheriéndose a la presentación de Robert Plant, aunque la voz de este se encontraba un poco dañada fue placentero ver a los 3 miembros de la banda restantes ofreciendo un show bien rockero en donde estaban vestidos con camisita.

Otra reunión interesante fue la de el cuarteto de Country Rock Crosby, Stills, Nash & Young, que también tocaron por separado, mas tarde Mick Jagger nos sorprendió entrando a escena el sólo (todo parece indicar que estaba peleado en ese entonces con algunos de los Rolling Stones), este interpretó varios temas que culminaron con un dueto con Tina Turner que congeniaron muy bien en el escenario, al que le tocó terminar el concierto de este lado del continente fue a Bob Dylan para que Lionel Richie invite a todos a culminar la memorable noche con “We Are The World” el que mas tarde se volviera un himno de Band Aid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s