La mítica y última reunión de Pink Floyd


Es increíble que ya halla pasado tanto tiempo de un impresionante suceso que iba a dejar marcado el Rock en la década pasada, justo hoy se cumplen 7 años de cuando 4 miembros de la banda mas conocida de Rock Progresivo se reunieran en el Live 8 para tocar 4 temas clásicos, la verdad es que muchos rockeros en el mundo estaban mas que felices de poder ver a Pink Floyd una vez más y es que la reconciliación de Roger Waters con sus amigos era algo de sorprenderse, quien iba a pensar que no volveríamos a verlos nunca más, en parte debido a la muerte de Richard Wright 3 años despues, yo solo sigo pensando: dichosos aquellos que vivieron un momento tan mágico, por que ese día fue mas que una reunión de Pink Floyd, los cerdos voladores, el espectro electromagnético, lunas, guitarras, bajos, un muro, son las imágenes que se nos quedaron grabadas en la cabeza desde ese día.

Justo cuando se comienza a escuchar a David Gilmour cantar “Breathe” es innevitable suspirar, ¿Quien no ha escuchado el Dark Side of the Moon y ha disfrutado de tan deliciosa introducción como lo es “Speak To Me”? Con “Money” todos comienzan a Rockear, Nick Mason sigue haciendo de las suyas aunque de manera tan discreta como en tiempos pasados; ahora que para mi el gran momento de la noche fue con “Wish You Where Here” homenaje a un Syd Barret ausente que moriría un año mas tarde, momento en el cual todos corean la cancion y nos damos cuenta que la voz de Waters ya suena temblorosa, fría y aspera; por último esos pequeños minutos de show se cerrarían con el mejor de la banda sin duda alguna “Comfortably Numb” logra que todos los miembros se complementen aunque es Gilmour sin duda el protagonista con esos solos de guitarra tan volátiles como siempre. Un concierto para disfrutarse en un día como hoy, de tristeza nacional, de injusticias, pero en el que les puedo asegurar todavía existe esperanza si cada uno decide hacer lo suyo tal como el Rock siempre nos lo ha demostrado, chequen el concierto completo mas abajo.

Anuncios

Jueves Progresivo #3: Los solos de The Wall


Hoy haré un pequeño recuento de los solos que existen en el álbum The Wall, y aunque no lo crean no son muchos realmente si tomamos en cuenta lo largo que es el disco, solamente ocho solos elaborados por David Gilmour, aunque no me cabe duda que los ocho son de los mejores solos de guitarra que hizo con Pink Floyd.

1. Thin Ice

El seguno tema del disco ya contiene un solo, es pausado, avanza a pasos gigantescos pero con lentitud y casi no se nota cuando termina.

Escuchalo aquí

2. Another Brick In the Wall part 2

Cuando llega la parte épica del álbum es imposible no corear esos versos, sin embargo cuando llega la parte del solo es imperdible, Gilmour hace de las suyas, el solo esta completamente sincopado pero cada nota es como una gota de agua dulce para nuestra alma.

Escuchalo aquí

3. Mother

Inmediatamente podemos disfrutar de otro gran solo, el solo de Mother sale de contexto, después de escuchar la tranquila melodia de la guitarra acústica de Waters, la guitarra de Gilmour sale a la luz e irrumpe por unos cuantos segundos de manera soberbia y destrozante, como el momento en el que un niño pierde la protección de su madre

Escuchalo aquí

4. Young Lust

El tema rockea a lo largo de los tres minutos, aunque el momento culminante llega a la mitad de la canción, donde David parece desnudar con su guitarra a las chicas que salen en la película y hace de muy buen bluesero acompañado del órgano, aunque hay un momento en que se corta el solo realmente se extiende hasta que termina la rola.

Escuchalo aquí

5. One of My Turns

Este solo llega al final y es corto, con un ligero ritmo funk que viene a romper la tranquilidad anterior.

Escuchalo aquí

6. Hey You

Es de mis solos favoritos puesto a que atrás se escucha la melodía de la linea que se repite varias veces a lo largo del álbum, es sombrío pero uno de los mas virtuosos.

Escuchalo aquí

7. Comfortably Numb

La ventaja de este tema es que contiene dos solos, el primero comienza al minuto 2:04 y es sencillo, la guitarra chilla y nos guía hacia el siguiente verso, el segundo comienza al minuto 4:31 que evoca desde lo mas profundo del ser de Gilmour junto con la distorsión y se prolonga hasta el final del tema.

Escuchalos aquí

8. In The Flesh

Revive la vivencia del inicio del álbum aunque con verdadera potencia y un poco de nostalgia ya que termina rápidamente, este resulta ser el último solo de guitarra del album.

Escuchalo aquí

¿Cual es tu favorito?